Soldando con calidad y seguridad

1735

Un buen trabajo de soldadura es sinónimo de equipos HVACR trabajando de manera eficiente, lo que a su vez implica clientes satisfechos. Lograrlo requiere de la aplicación de las mejores prácticas por parte de técnico, quien al realizar su labor con calidad y cuidado también garantiza su seguridad personal

Redacción

Soldar es un proceso de fijación o fusión que consiste en unir dos o más piezas de metal con un material similar o idéntico al de los objetos que se pretende ensamblar. Los materiales por unir suelen ser cobre-cobre, cobre-aluminio o cobre-bronce, generalmente.

En la industria HVACR los dos tipos de uniones son las desmontables o roscadas, o bien, las no desmontables (soldadas). En este último, existen diferentes métodos, pero la mayoría se valen de altas temperaturas para llevarse a cabo:

  1. Soldadura blanda: se realiza a temperaturas menores a los 400 °C y ocupa aleaciones de estaño y plomo
  2. Soldadura fuerte: las piezas se unen con un material de aportación que se funde a una temperatura por encima de los 427 ºC
  3. Soldadura por arco eléctrico: la fusión de las piezas ocurre gracias al calor de un arco eléctrico que ocurre al acercar un electrodo al objeto que se quiere unir. La temperatura alcanza hasta 5,500 °C
  4. Soldadura oxiacetilénica: ocupa la combustión de oxígeno y acetileno u oxígeno y propano. Puede o no utilizarse material de aporte. Alcanza una temperatura aproximada de entre 3,000 y 3,500 °C.

El último método se recomienda mucho para uso en equipos de refrigeración, ya que implica un menor gasto económico, facilidad para unir materiales de poco espesor, flexibilidad operacional, entre otros beneficios, de acuerdo con el sitio web de Quimobásicos.

Existe otro procedimiento denominado brazing; consiste en unir dos metales con un material de aporte, pero sin fundirlos. Éste también es muy común en las instalaciones HVACR.

Trabajo de calidad
Para comenzar el procedimiento de soldadura, primero debes asegurarte de que la superficie que se va a trabajar esté completamente limpia. De ser necesario utiliza una lija fina, una fibra o un cepillo metálico. Después procede a cortar los tubos a soldar con un cortatubos para diámetros pequeños o con una sierra para mayores dimensiones. No olvides eliminar la rebaba y recuerda que el uso de nitrógeno ayuda a evitar la oxidación (generación de carbón) dentro de las tuberías.

Jorge Hernández, instructor del Centro de Entrenamiento Daikin, explica que nunca hay que olvidar que al unir “tuberías, lo que debe cuidar el técnico es evitar que cuando caliente un tubo por dentro quede carbonizado.  En un proceso de instalación de aire acondicionado y refrigeración no está permitido, lo ideal es que la tubería esté impecable aun cuando utilizas calor”.

Evitando riesgos
Realizar esta acción conlleva peligros, debido al manejo de altas temperaturas, radiaciones visibles y no visibles que afectan la vista, así como la producción de escoria o gases tóxicos. Estos riesgos los puedes evitar si aplicas las buenas prácticas y te aseguras de contar con el equipo de seguridad:

1 Máscara de uso industrial
Ésta es uno de los elementos fundamentales para realizar soldaduras industriales. Sirve para proteger los ojos, rostro, cabeza y cuello de posibles quemaduras y salpicaduras de metal.

2 Lentes para soldar
En caso de que el proceso de soldadura sea menor y no se requiera de una máscara, los lentes protegerán los ojos de los rayos infrarrojos y ultravioleta, destellos de la soldadura y la chispa

3 Guantes de soldador
Evita daños a las manos o antebrazos del técnico encargado de realizar la soldadura, así como posibles quemaduras por la manipulación de los objetos a soldar. Es importante que se elija con cuidado el material con que están hechos, pues en el caso de aquellos fabricados con carnaza, a pesar de que son muy buenos para evitar daños en la piel, también podría obstaculizar la labor al momento de soldar, debido a que puede limitar la movilidad. También se debe cuidar el diseño y el tipo de material con que se producen, en caso de que no sea carnaza.

4 Overol o delantal de seguridad industrial
Esta herramienta protege el cuerpo, principalmente el pecho, del técnico de las chispas y la radiación. Es común que no se le dé mucha importancia y, por ende, no se emplee. Sin embargo, su uso evita que las chispas de fuego ardan en la ropa. El material debe ser a base de algodón y resistente a las chispas.

5 Botas
A pesar de que no existen botas especiales para utilizarse durante la soldadura, lo recomendable es que se utilicen zapatos completamente cerrados para proteger los pies del metal cuando se encuentra incandescente. Si la bota tiene cascos o punta de metal, también evita lesiones en los dedos, en caso de que algún objeto pesado caiga sobre ellos.

6 Mascarilla o respiradores con filtro
Hay materiales que pueden producir humo, vapores o gases tóxicos. La mascarilla impide que el técnico los aspire y que a la larga pueda enfermar de las vías respiratorias. Debe utilizarse siempre debajo de la máscara para soldar. Otra manera de evitar la respiración de estos elementos es también asegurarse de que la ventilación en el lugar de trabajo sea adecuada y, sobre todo, evitar espacios completamente cerrados.

Aplicar las buenas prácticas no sólo evitará que corras algún riesgo que dañe tu salud, las fugas de refrigerante y también garantizará un trabajo bien hecho.




error: Content is protected !!