Seguros ante el riesgo

677

En fechas recientes, el mundo ha padecido fenómenos naturales de una intensidad tan grande que han dejado graves daños en diferentes partes del planeta. En el caso de México, los más recientes fueron los terremotos del 7 y 19 de septiembre que afectaron seriamente el patrimonio de cientos de familias y empresas de Puebla, Estado de México, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Ciudad de México. A pesar de que no han sido las primeras catástrofes de esta magnitud, en el país se adolece de una cultura de prevención que contemple la contratación de seguros. Es por esta razón que muchas micro, pequeñas y medianas empresas ahora se encuentran en una situación de incertidumbre que incluye un importante gasto económico. Esto no sólo por la pérdida de objetos materiales, como el mobiliario de una oficina, por ejemplo; además de esto, se podría incluir también el transporte vehicular y hasta el mismo inmueble donde se ubicaba la compañía.

Atendiendo a estos acontecimientos y ante la necesidad de impulsar la contratación de seguros, la ANDIRA organizó un desayuno empresarial para hablar sobre la “Importancia de los seguros”. El tema fue desarrollado por Ismael Alegría, socio director en Proactivo Broker de Seguros y de Finanzas, quien señaló que entre los principales riesgos que pueden llevar a la quiebra a cualquier emprendedor están las inundaciones, colisiones, terremotos, robos, incendios y/o explosiones.

No obstante, existen diferentes tipos de cobertura en el mercado asegurador para situaciones muy específicas, a saber, seguro de inmueble, de contenidos, de responsabilidad civil, de flotillas, equipo electrónico, maquinaria y equipos, GMM colectivo, hombre clave, riesgos especiales, cibernético safe-secuestro, de transporte de mercancías, entre otros.

En la industria HVACR, por ejemplo, uno de los problemas más frecuentes es el robo de carga, el cual involucra a un grupo de delincuentes, cuyos miembros se encuentran ubicados en diferentes entidades del país y mantienen comunicación constante para informarse sobre el estatus del hurto.

Ismael Alegría comentó que “77.4 por ciento de los casos de robo a transporte de carga sucede cuando el embarque se encuentra en tránsito, y 7.5 por ciento mientras el conductor se detiene a un lado del camino para alimentarse, descansar o aplicar alguna reparación”.

El representante de Proactivo señaló que una manera de reducir las pérdidas es la contratación de un seguro de transporte de mercancías por viaje, si el destino es un caso extraordinario, o anual, el cual se recomienda para empresas que cuentan con rutas fijas y horarios específicos.

Finalmente, las recomendaciones que destacaron en el desayuno empresarial fueron dos. La primera es solicitar a la aseguradora que realice un análisis de riesgos antes de tomar cualquier decisión, pues los resultados que este proceso arroje permitirán conocer y evaluar las necesidades de la compañía para así tomar decisiones certeras. Cuanta más información se tenga, mayores serán los beneficios. La segunda consiste en comprender la importancia de transferir los riesgos, por medio de la contratación de un seguro, ya que éste garantiza la protección del negocio ante cualquier eventualidad.

De la Redaccción




error: Content is protected !!