Sé tu propio jefe

1233

Iniciar una pequeña empresa es una tarea difícil que no todos son capaces de lograr. Sin embargo, hay diferentes estrategias para que funcione y se mantenga por sí misma. Antes de emprender la aventura, quizás te sea conveniente tomar en cuenta los siguientes aspectos

Sofía Ruiz

Quién no ha pensado en comenzar su propio negocio o diversificarse en la industria en la que labora. El no estar bien preparado y decidido hará que dejes la idea a un lado, bajo la expectativa de que fracasarás en el intento.

En su artículo Cómo iniciar tu propio negocio HVAC, disponible en la página web de la compañía estadounidense All Systems MechanicalSM (ASM), el especialista en temas de climatización y finanzas, Timothy Kautz, ofrece una serie de consejos para técnicos y contratistas del ramo que aspiran a convertirse en sus propios jefes. Lo más importante, escribe, consiste en saber cómo aprovechar tu tiempo y energía adecuadamente, a fin de asegurarte de que no sólo estás iniciando tu propio negocio, “sino que estás comenzando uno que será muy exitoso”.

Conoce bien la industria
La industria, afirma Kautz, es sumamente vasta, por lo que se pueden abarcar diferentes segmentos: aire acondicionado, ventilación, calefacción, refrigeración, hasta mantenimiento, instalación, reparación, etcétera. En consecuencia, existen muchas oportunidades para los emprendedores que se adentran en la misma.

Generalmente, los propietarios de los equipos de climatización no son capaces de realizar las reparaciones pesadas por sí mismos, por lo que continuamente habrá demanda de trabajo por contrato, explica el especialista.

Para lograr un negocio exitoso, además, hay que proporcionar a los clientes un excelente servicio y precios competitivos, por lo que debes estar al día en cuanto a las novedades de la industria y saber qué tipo de sistemas, servicios y tendencias tecnológicas demandan más los usuarios.

Busca ser siempre el mejor
Más allá del giro de tu futura compañía, antes de emprender, Kautz recomienda responder las siguientes preguntas: ¿Qué hacer para ser exitoso? ¿Qué te hará destacar por encima de tus competidores? ¿Tendrás mejores precios? ¿Ofrecerás diferentes productos? ¿Tus precios serán altos, pero brindarás un mejor servicio? “No sólo debes preocuparte en cómo iniciar un negocio HVACR, eso lo hace cualquier persona, piensa en cómo sobresalir”, aconseja.

Asimismo, hay que considerar si emprenderás el proyecto sólo o con algún socio, familiar o amigo. Debes estar cien por ciento seguro de que la persona que te acompañará en este trayecto es confiable y está dispuesta a comprometerse. Tanto él como tú tienen que ser honestos y platicar sobre sus expectativas, necesidades e ideas; expresar hasta la más mínima duda, para estar en un mismo punto de convergencia y trabajar en equipo.

Platica con tu familia
Un aspecto crucial dentro de tus objetivos empresariales es contar el apoyo incondicional de tu familia, pues ésta se verá envuelta en el desarrollo de tu proyecto y en un inicio deberás dedicarle a tu trabajo todo tu tiempo. Las tareas prácticas no son las únicas que desempeñarás, también estarás a cargo de las labores administrativas y ambas consumirán todo tu día. Tu obligación es dar a conocer a tu familia que el sacrificio de tu tiempo es necesario para que la compañía funcione y no porque ya no te interesa estar junto a ellos.

Contempla las perspectivas financieras
Otro punto básico es conocer y dominar los temas financieros del negocio, como son la contabilidad, comercialización, investigación de mercado, contratación, impuestos, financiamiento, etcétera. Para el técnico emprendedor resulta esencial cultivar estas perspectivas financieras, pues quizás sea necesario trabajarlas a la par que las actividades de servicio y mantenimiento en campo. Es casi un hecho que, en un principio, deberás realizar ambas actividades a la vez, así que debes mantener un equilibrio.

No tengas miedo al fracaso
Para Kautz siempre existe el riesgo de fracaso, así que al montar tu propio negocio  mantén presente esta posibilidad. Tienes que estar preparado monetariamente por si esto sucede, no sólo ahorra el dinero para invertir en el proyecto, también incluye una reserva para emergencias. En caso de que tu empresa falle, hay que ser objetivo y analizar cuáles fueron los errores que cometiste. Así, al momento de volver a emprender, conocerás tus flaquezas y podrás superarlas.

Asegura a tu empresa
Contratar un seguro para ti y tus colaboradores es otra medida que no puedes pasar por alto, señala el especialista y enumera dos tipos de seguros esenciales:

Seguridad de responsabilidad civil
Esto te protege de una demanda en caso de ocasionar daños a terceros tanto en sus personas como en sus bienes

Seguro médico para trabajadores
Esto es necesario si tienes empleados, pues los proteges contra posibles accidentes

Busca capacitarte constantemente
Es sabido que la industria está en constante proceso de cambio y adaptación. Como empresario, tu obligación es estar al día, así podrás ofrecerle tus clientes las últimas tendencias del mercado. Por ello, es necesario que adquieras nuevos conocimientos y habilidades. Los cursos, capacitaciones y certificados te los van a otorgar, además de que te pondrán en contacto con otras personas del gremio con las que intercambiarás información, experiencias, productos, servicios, etcétera.

En México, existe el Consejo en Excelencia Técnica (CET), el cual ofrece diferentes cursos y certificaciones, así como la Asociación Nacional de Distribuidores de la Industria de la Refrigeración y Aire Acondicionado (ANDIRA), con la que te podrás poner en contacto y relacionarte con distintos distribuidores de la industria.

Tres consejos básicos

  1. Comienza con algo pequeño. No abarques más de lo que puedes. Cuando un negocio es bueno las empresas tienden a excederse demasiado, pero una vez que finaliza el proyecto, se quedan con 12 camiones y 24 empleados sin hacer nada. Es mejor tener sólo unos pocos trabajadores al menos durante un año y luego contratar a más gente, dependiendo de cómo se vaya desarrollando tu negocio
  2. Reparte publicidad de manera gratuita. Gasta algo de dinero en publicidad (folletos, anuncios en revistas especializadas), pero no demasiado, ya que “es una manera fácil de agotar tus reservas de capital, mismas que necesitarás si el negocio comienza lento”, asegura Kautz. En cambio, puedes hacer uso de publicidad gratuita en sitios de internet
  3. Ten a la mano una reserva de capital. Piensa en una cifra que sea buena y le brinde seguridad financiera a tu familia, al menos durante seis meses o en caso de algún contratiempo inesperado

Como dice el proverbio: “Antes de correr, aprende a caminar”. Recuerda que tu negocio no será conocido de la noche a la mañana. Lo primero es conseguir clientes dentro de tu localidad, para que después ellos te recomienden con otras personas. Cumple tus metas de manera realista y lo más importante, no olvides realizar un plan de negocios orientado al éxito.




error: Content is protected !!