¿Qué hacer ante la quemadura del compresor?

4186

A continuación te recomendamos una serie de pasos para lograr una correcta sustitución del compresor debido a una quemadura. No olvides tener en cuenta la calidad de otras piezas, pues las fallas podrían prolongarse por este motivo

Por Alonso Amor

Ocasionalmente, las fallas mecánicas pueden generar una avería en el motor. Esto porque cuando los componentes internos se desgastan o se rompen, el compresor queda obstruido internamente y no permite que el motor pueda girar correctamente; a esta falla se le conoce como motor “amarrado” o “trabado”.

Además, hay situaciones en las que, por alguna cuestión eléctrica, se tiene alguna falla en el motor, lo cual se da principalmente cuando hay variaciones en el voltaje o las protecciones eléctricas no fueron seleccionadas correctamente.

Acciones por realizar en el reemplazo y limpieza

1. Cambio del compresor. Es importante que sustituyas el compresor dañado por uno nuevo de la manera más cuidadosa posible, ya que debes evitar que éste tenga contacto con el aire ambiental mientras se encuentra con las conexiones abiertas. En la actualidad, la mayoría de los compresores poseen aceite polioléster, el cual puede cambiar su composición y generar ácidos con el más mínimo contacto con el aire ambiental. Para realizar el cambio es necesario que almacenes el refrigerante en el tanque de líquido y aislar el compresor mecánicamente, evitando perder la menor cantidad de refrigerante posible.

2. Verificar el aceite. Es importante que revises el estado del aceite depositado en el separador. Si se encuentra completamente espeso y con color carbonizado o “chocolate”, debes reemplazarlo, ya que probablemente la falla se dio por alguna cuestión ligada a la falta de lubricación. Si su apariencia es normal, realiza una prueba de acidez, si no arroja un resultado ácido no será necesario sustituir el lubricante, pues la acción de filtros nuevos será suficiente para corregir alguna situación no deseada.

3. Cambio de filtros. En todo proceso de cambio de compresor (y siempre que se tenga que abrir el sistema) los filtros deben reemplazarse. Es importante que analices la gravedad del sistema e instales los filtros conforme se indica:

  • Filtros de carbón activado. Debes instalar estos filtros en la línea de líquido siempre que la quemadura haya sido severa, ya que este componente ayudará a retirar todas las ceras existentes en el sistema.
  • Filtro deshidratador. Instálalo en la línea del líquido siempre que la quemadura no haya sido severa.
  • Filtro de succión. Realiza el cambio del filtro de succión.

4. Realizar un correcto vacío. Una correcta evacuación del sistema permitirá eliminar la humedad remanente en el tramo en el que fue realizada la reparación. Antes de comenzar, verifica que no haya fugas. Utiliza una bomba de vacío con aceite limpio y evacúa el sistema hasta alcanzar 500 micrones y usa un vacuómetro para conocer el nivel de vacío. Debes tener presente que, dependiendo del segmento al que se le deba hacer vacío, puede haber válvulas check, por este motivo es necesario evacuar el sistema del lado de alta y de baja de presión.

5. Reemplazo al contactor. Siempre que se haga la sustitución de un compresor debe reemplazase también el contactor, ya que conforme a lo que se explicó, después de una deficiencia mecánica o eléctrica, el compresor tiende a amarrarse, lo cual puede generar una falla del motor y muy probablemente haya un desgaste de los platinos del contactor. Es indispensable el cambio de la pieza, pues de otra manera se estará instalando un compresor nuevo con un componente de partida dañado, que lo podrá perjudicar a corto plazo.

6.Verificar el nivel de refrigerante en el sistema. Una vez que se cambió el compresor y que se arrancó el sistema, es necesario que verifiques que la carga de gas refrigerante sea la adecuada. Es posible que durante la maniobra se haya perdido refrigerante por lo que, dependiendo de la carga del sistema, esta falta de fluido puede hacer que el sistema no tenga el rendimiento adecuado. Revisa el paso del refrigerante por la mirilla, corriente consumida por el compresor y subenfriamiento en la línea de líquido para entender si la carga con la que se encuentra trabajando el sistema es la correcta.

Lee el artículo completo en la revista Cero Grados de agosto 2016

Alonso Amor es ingeniero Mecánico Eléctrico. Cuenta con 10 años de experiencia en la industria de la refrigeración y aire acondicionado trabajando principalmente en el área de Ingeniería de Aplicación, con posiciones en México y Brasil. Actualmente, se desempeña como Gerente Técnico para Emerson Climate Technologies México, en la planta de White Rodgers de Guadalajara.