Purificador y humidificador de aire MCK55USA

317

Este sistema mantiene el aire limpio y purificado en el interior de distintos inmuebles, como oficinas, comercios, hogares, entre otros. Saber cómo se encuentra integrado este equipo ayuda a su fácil instalación, mantenimiento y buen funcionamiento

Jorge Enríquez

Hoy en día, respirar aire puro y de buena calidad en las edificaciones es una necesidad de primer orden, debido a la contaminación exterior que ingresa constantemente en su interior, ocasionando que los ocupantes de los mismos padezcan distintas afecciones.

Por lo tanto, es indispensable contar con sistemas que purifiquen el ambiente dentro de los inmuebles, como purificadores y humidificadores. Los primeros sirven para depurar el aire de contaminación y partículas malignas en una zona determinada. Los segundos producen cierta cantidad de vapor de agua para mantener los niveles de humedad relativa.

La ventaja de este sistema es que posee ambas funciones en un solo aparato. La manufactura de éste es de tecnología japonesa que provee aire de alta calidad para los usuarios. Se puede instalar en cualquier espacio interno de inmuebles, donde haya gente viviendo o trabajando, como oficinas, consultorios, hospitales, escuelas, entre otros.

El equipo está diseñado a manera de torre para un mayor flujo de aire a menor potencia de motor y, por lo tanto, bajo consumo de electricidad. En la parte de abajo tiene tres entradas de aire, dos a los lados y una al frente en donde se encuentran unos prefiltros, los cuales van a retener partículas mayores a 2.5 micras. Estos prefiltros no se cambian nunca.

Una vez retenidas las partículas del aire, como virus, bacterias, polvo, polen, hongos, ácaros, que son microscópicos de tamaño de 2.5 micras y menores hasta 0.03 micras son los virus, en el filtro HEPA (High Efficiency Particulate Absorber), calidad hospital con carga electrostática 99.97 por ciento eficiente, se va a eliminar 100 por ciento del smog, y todos los gases que lo componen, además, va a limpiar los malos olores, incluyendo el de cigarro.

En la parte superior se encuentra un ionizador de plasma, el cual emite, ya con el aire filtrado de partículas y gases, e inyecta iones negativos al interior de ese espacio. Estos iones son los limpiadores del aire naturales, pues con éstos purifica el aire de los bosques, playas, etcétera. Entonces se respira un aire de alta calidad, y luego lo se va a mejorar con humidificación.

Un aditamento único que tiene este purificador se llama Streamer, lo que hace es producir electrones de muy alta velocidad que chocan contra ambos filtros, contra el HEPA y el ionizador, y las partículas desaparecen, las explotan. Por ello, el filtro HEPA dura hasta tres años; así ya no se inyecta nada al interior de la habitación. Otra función importante es que mete humedad a las diferentes áreas.

Tiene un tanque de 1.7 litros y una pequeña alberca en donde el agua cae y el ionizador de plata elimina virus y bacterias; el agua queda totalmente purificada. Sin embargo, hay zonas donde el agua posee muchos minerales y para eso son los filtros del elemento humidificador, pues van a captar todo esto. Al final se produce un vapor tan limpio que no se ve a simple vista. Asimismo, incluye un higrómetro, que funciona para que se pueda regular la humedad necesaria para que no se resequen los ojos, nariz, garganta y la piel.

Instalación
Es muy sencilla: sólo se saca de la caja y se conecta; el purificador cubre un área de hasta 40 metros cuadrados. Lo que puede ocasionar un problema es el caso de la falta humedad en el aire, ya que se tiene que estar sacando el tanque para llenarlo otra vez, pero es muy fácil sacarlo y meterlo. Además, el tanque dura hasta 24 horas cada carga.

Un problema es que el agua en México es muy sucia, trae mucha tierra y, por lo mismo, es importante estar consciente que, a la pequeña alberca, donde cae el agua, hay que revisarla cada ocho días, tirarle toda el agua y secarla bien. Ésta se encontrará muy sucia, pero esto es causa de la mala calidad de la misma, por ello, se debe procurar mantenerlo lo más limpio posible.

El control maneja la función de apagado, encendido, que son tres modos: automático, que es ahorro de energía, y el último que es para meter mucha humedad al aire. Asimismo, controla el nivel de humedad en el aire y las velocidades: silencio, baja, alta y turbo. Tiene también un reloj que se aprieta por dos segundos y con esto programa que no se pueda apagar hasta dentro de un tiempo.

Eficiencia
En velocidad turbo, que es la más alta, el consumo es de 59 watts y de ahí para abajo. De hecho, en la función del purificador y la automática, los sensores de partículas de 0.03 micras y de 2.5 micras, así como los sensores de malos olores, indican en anaranjado una calidad de aire regular y en rojo una mala calidad de aire, con esto, el purificador automáticamente va a subir o bajar de velocidad, siempre manteniendo estos focos led en verde, para que siempre haya una buena calidad de aire.

El purificador cuenta con cuatro velocidades, de silencio, para dormir. Luego se cuenta con la normal, que también es silenciosa, pero tiene más flujo de aire; después la velocidad alta, que no deja de ser silenciosa, pero que se recomienda ponerla en espacios con mayor flujo de aire y de gente. Y finalmente, la velocidad turbo se recomienda para que, si el modo automático indica los focos leds rojos o anaranjados, se ponga en otra función para limpiar el aire más rápido.

Mantenimiento
Prefiltro (cada dos semanas)

  • Limpiar cualquier suciedad con una aspiradora: quite y limpie el filtro con agua y deje secar a la sombra
  • Use un cepillo suave para limpiar espacios de la rejilla
  • Cuando la acumulación de polvo se demasiada, moje un trapo con detergente neutral para uso de cocina y limpie la parte sucia

El postfiltro deodorizador

  • Se aspira por ambos lados
  • Quite la unidad junto con su marco y limpie el polvo usando una aspiradora.
  • Si el olor le molesta, remoje ligeramente la superficie con un atomizador etc. y deje secar en sombra y lugar con buena ventilación (por un día)
  • No restriegue la superficie
  • No use agua para limpiar

Rejilla de salida de aire

  • Limpie la suciedad con un trapo suave y enjuague con agua
  • No use cepillos duros
  • Cuando la acumulación de suciedad sea severa, deje la parte sucia en agua tibia o al tiempo mezclada con detergente neutral para uso de cocina. Enjuague el detergente y deje secar en sombra

Filtro humidificador

  • Cada semana o cuando el olor o suciedad le moleste
  • Cada estación o cuando hay sarro (blanco y café) son difíciles de eliminar
  • Reemplace cada 10 años

Filtro HEPA

  • Reemplace cada tres años
  • No use aspiradora o agua para limpiar (si el filtro está dañado o se abren hoyos, el polvo traspasará a través del filtro y la capacidad de recolección de polvo de filtro se verá reducido)

Así como se cuidan los alientos, el agua, hay que cuidar el aire que se respira, pero en nuestra sociedad no hay esa cultura. Por ello, tener un equipo con estas características mantendrá una alta calidad de aire. Además, al ser purificador y humidificador va a eliminar más impurezas del ambiente y mantendrá el aire sin olores y con la humedad necesaria.

 

Jorge Enríquez.
Egresado de la Universidad de Denver. Actualmente trabaja como marketing manager en la Línea Purificadores de Aire, Daikin Industries, LTD. Operaciones en Latinoamérica.




error: Content is protected !!