Protege tu salud

1008

La seguridad social es una necesidad y derecho fundamental, ya que nunca sabes cuándo pueda ocurrir un accidente laboral que ponga en riesgo tu integridad física. Es por eso que debes estar asegurado, para así sortear cualquier eventualidad

Sofía Ruiz, con información del IMSS

El cuidado de la salud es un tema primordial, pues sin ésta no puedes llevar a cabo tus actividades cotidianas con seguridad. Asimismo, en tu trabajo, puedes experimentar accidentes laborales, por lo que tener un seguro médico es algo esencial. Darte de alta es un procedimiento muy sencillo y no importa que seas un trabajador independiente.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece el programa Incorporación voluntaria para los trabajadores del ámbito urbano; es decir, para todas aquellas personas que, si bien no perciben un salario fijo, desean afiliarse a esta institución. Los trabajadores no asalariados es un término que alude a los empleados que no tienen un patrón.

Tú, como técnico independiente, puedes darte de alta en el IMSS siguiendo los siguientes pasos y pagando una cuota anual por el servicio, la cual asciende a 8 mil 197.39 pesos si la pagas en enero, y a 8 mil 174.98 si lo haces de febrero a diciembre.

Existen dos tipos de contratación, individual o colectiva. De acuerdo con tus necesidades puedes elegir cualquiera de las dos, pero si escoges la segunda opción se requieren de al menos 25 personas para contratarla.

Para iniciar el procedimiento de inscripción necesitas juntar los siguientes documentos en original y copia:

  1. Identificación oficial vigente
  2. Comprobante de domicilio
  3. Copia certificada del Acta de Nacimiento
  4. Comprobante de pago por anualidad anticipada
  5. Clave Única de Registro de Población (CURP)
  6. Datos del solicitante o representante legal
  7. Cuestionario médico del IMSS

Ya que tengas toda la documentación puedes realizar el trámite por internet o en la Subdelegación correspondiente a tu domicilio, en un horario de 8 a 15:30 horas. El trámite es completamente gratuito.

No podrás darte de alta en el IMSS si sufres cualquiera de los siguientes padecimientos:

  • Enfermedades preexistentes, como las crónico-degenerativas con complicaciones tardías de la diabetes mellitus; tumores malignos o padecimientos por atesoramiento (enfermedad de Gaucher); insuficiencia renal crónica; valvulopatías cardíacas; insuficiencia cardíaca; secuelas de cardiopatía isquémica (arritmia, ángor o infarto del miocardio); enfermedades crónicas del hígado; insuficiencias respiratorias; pulmonares obstructivas, entre otras
  • Enfermedades sistémicas crónicas del tejido conectivo; adicciones como alcoholismo y otras toxicomanías; trastornos mentales como psicosis y demencias; padecimientos congénitos y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) o Virus de Inmunodeficiencia Adquirida Humana Positivo (VIH)

La cobertura del seguro será por un año, por lo que puedes renovarlo un mes antes de que se venza el trámite. Al terminar tu afiliación, ésta entrará en vigor un mes después de su contratación. Si requieres de más información consulta la página: www.imss.gob.mx.




error: ¡Este contenido esta protegido por derechos de autor, queda prohibida la reproducción total o parcial sin autorización!