La mejor época para instalar

1031

La primavera es el mejor momento para instalar un sistema de aire acondicionado, pues en esta época es factible tener acceso a más equipos, servicio técnico e, incluso, mejores ofertas. Además, realizarlo en esta temporada ayuda a estar listos para enfrentar los días más calurosos del verano

Redacción, con información de Trane

Cada temporada climática tiene ventajas y desventajas en cuanto a satisfacer el confort ambiental en un espacio, sobre todo en estos tiempos en los que el cambio climático y su impacto juegan un papel preponderante en la oferta y demanda de equipos de aire acondicionado.

Conforme se aproximan los tiempos de más calor, aumenta la adquisición de equipos que satisfagan las necesidades de confort. Sin embargo, la compra en primavera de un sistema de aire acondicionado trae consigo muchos beneficios que ayudarán a prevenir el estrés de los compradores, común en los meses de verano.

Con precios más bajos y mayor inventario, la instalación de aires acondicionados en esta temporada es una excelente decisión, sobre todo si se considera elegir equipos eficientes y ahorradores de energía, gracias al tiempo que se tiene para decidir sin prisas.

Muchos propietarios optan por comprar e instalar estas unidades justo cuando están frente a la necesidad, ya que les parece lógico esperar hasta el verano para realizar la instalación de un sistema HVAC. Cualquier técnico familiarizado con la oferta y demanda sabe que esto es un error, pues, en realidad, es el peor momento para intentar satisfacer las necesidades de climatización.

Además, la cantidad de personas que buscan comprar, reparar o instalar nuevas unidades de aire acondicionado en verano es enorme, de modo que los técnicos se encuentran saturados de trabajo. La consecuencia de esto es que los clientes podrían terminar esperando más tiempo de lo estimado para cualquier instalación. Por el contrario, adelantar la compra asegura a los propietarios la posibilidad de encontrar mejores ofertas, así como realizar la instalación sin premura. De este modo podrán tomar una decisión informada y sin sesgos por la temperatura sofocante del verano.

Con el aumento de la demanda, no debe sorprender que los precios se incrementen; por esta razón, para los usuarios es una gran ventaja adquirir su equipo previamente y sacar provecho de la temporada baja para contratar un servicio técnico, mientras que para el instalador podría resultar ventajoso hacerse de más clientes durante la época primaveral.

Es un hecho que durante el verano el aire acondicionado se ocupa al máximo, pero a medida que la temperatura en interiores descienda, se notará que el precio de los servicios relacionados con éste, aumentarán. Si el sistema trabaja horas extra para mantener la frescura, no es de extrañar que los gastos energéticos aumenten, pero si el equipo HVAC es viejo, se notará aún más.

Mediante la instalación de una nueva unidad de aire acondicionado en primavera, el espacio en el que se ocupe estará totalmente equipado para satisfacer las demandas de confort de los ocupantes. Es decir, es preferible que se empleen los meses previos al calor más fuerte para evitar pagar precios más elevados por causa de un enfriamiento ineficiente, o bien, una unidad que requiere de una reparación a mediados del verano, cuando es más difícil programar una visita de servicio.

Asimismo, es más factible contratar la instalación de un equipo que garantice el ahorro de energía, para seguir economizando. Existen proveedores de soluciones y servicios de confort interior que tienen sistemas de alta eficiencia, los cuales brindan grandes ahorros de energía, además de purificar el aire, lo que previene enfermedades y alergias.

Como ya se mencionó, el verano es una temporada muy ocupada en el mercado de la climatización. A medida que se acerca, no es raro que mucha gente se apresure en su intento de prepararse para la llegada del calor, ya sea mediante la instalación de un nuevo equipo o por medio de la contratación de soporte técnico para hacer mantenimiento o reparaciones.

Pensando objetivamente, la decisión más inteligente de los usuarios es indagar sobre los equipos que cumplen con los requisitos que se buscan satisfacer en primavera, para estar preparados a tiempo sobre el conocimiento de precios, los diferentes servicios de instalación, así como para evitar problemas causados por las dificultades de conseguir servicio durante la fiebre del verano.

Es importante tomar en consideración que la temperatura estacional puede influir enormemente en el tiempo que se tiene para decidir. Por ejemplo, si la región en la que se hará la instalación experimenta temporadas más extremas, debido al cambio climático, lo más probable es que la fiebre por la instalación de aire acondicionado inicie mucho antes de lo anticipado. En este caso, una instalación a principios de la primavera es ideal.

Cabe recordar que los técnicos siempre deben apoyar y ayudar a su cliente a tomar la mejor decisión. Si tú formas parte de un empresa distribuidora o fabricante, sin duda tu capacitación te permitirá realizar las mejores recomendaciones al usuario en cuanto al tipo de unidad HVAC que le conviene, de acuerdo con el uso que se le dará. Lo mismo pasa si a lo largo de tu vida laboral te has preocupado por mantenerte al día en cuanto a las nuevas tecnologías. Finalmente, tu experiencia y buen servicio son los que respaldarán tu conocimiento y recomendaciones.

Ventajas de instalar en primavera

  • Evitar la fiebre del verano
  • Tener tiempo para tomar la mejor decisión
  • Ahorrar más dinero
  • Comprar en temporada baja y usarlo cuando se necesite




error: Content is protected !!