Frío en pro de la salud

1153

Transportar fármacos es una tarea sumamente delicada, ya que éstos protegen la salud de las personas. El objetivo es beneficiar a la población con acceso a medicamentos de buena calidad y eficacia. Sin embargo, si éstos no son trasladados adecuadamente sus componentes activos podrían verse afectados, por lo que su salida al mercado se vería comprometida

Sofía Ruiz, con información de Thermo King

La industria farmacéutica está en exploración de soluciones referentes al cuidado de la salud de los humanos. Los investigadores que forman parte de ella buscan, a través de las entidades químicas y biotecnológicas, crear nuevas tecnologías que generen avances en la ciencia médica, así lo afirma la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

Actualmente, Canifarma sostiene que este sector presenta grandes desafíos, pues debe innovar y sofisticar sus procesos, por lo que es necesario invertir más dinero. También es necesario contar con herramientas y espacios que faciliten las investigaciones y, de esta manera, atender las enfermedades con mayor prevalencia, así como a una población cada vez más demandante.

Se trata, pues, de la quinta actividad económica más importante de México, con una aportación de alrededor de 4.5 por ciento del Producto Interno Bruto. Además, es la segunda en tamaño en Latinoamérica, y la número 15 a nivel mundial, según informa la red global de servicios de auditoría KPMG.

La  Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam) señala que México invierte 27 millones de pesos al año, destinando 12 por ciento a la investigación y desarrollo, aproximadamente.

Actualmente, veinte por ciento de los fármacos consumidos en el país proceden de Estados Unidos, aproximadamente; mientras que el 26 por ciento de la producción nacional se exporta a la nación vecina.

Debido al aumento en la demanda de medicamentos, el transporte refrigerado de los mismos también ha crecido. En consecuencia, es vital contar con sistemas y personal de confianza que garanticen la entrega de estos productos, así como el mantenimiento de los equipos.

“La industria farmacéutica recientemente ha tomado mucha importancia en nuestro país. Prueba de esto es que a finales de 2015 se firmó una norma para control de producción, almacenaje y distribución de fármacos”, así lo comenta José Gómez, gerente de ventas de Thermo King México, empresa dedicada al control de tempe­ratura, transporte y distribución de medicamentos, perecederos, etcétera.

Los productos farmacéuticos requieren transportarse en almacenes especiales con cámaras frías de 2° a 8 °C, y una temperatura controlada entre 15° y -25 °C, en determinados medicamentos.

Para trasladar fármacos y vacunas se deben cubrir rigurosos requerimientos, debido a las políticas de limpieza, controles y monitoreo de la temperatura, humedad y seguridad. Las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que 25 por ciento de las vacunas llegan a su destino en condiciones de degradación, a causa de que fueron transportadas de forma deficiente.

Este tipo de malas prácticas, en 2015, motivó la firma de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SSA1-2015, la cual regula que la fabricación y transporte de medicamentos mantengan una buena praxis, garantizando su calidad.

Algunos de los puntos referentes son:

  • Las buenas prácticas de almacenamiento y distribución son parte del aseguramiento de la calidad de los productos farmacéuticos, pues garantizan que esta condición se mantenga estable, a través de todas las etapas de la cadena de suministro, desde el sitio de fabricación hasta la farmacia
  • Deben existir procedimientos que describan la recepción, manejo, almacenamiento y transporte de los materiales biológicos, productos intermedios, a granel y terminados, con la finalidad de mantener la cadena de frío
  • Registro de las lecturas de temperatura durante el transporte
  • Se debe utilizar una evaluación de riesgos de las rutas de entrega para determinar dónde se requieren controles de temperatura. El equipo utilizado para monitorear la temperatura dentro de los vehículos y/o contenedores debe someterse a mantenimiento y calibrarse a intervalos regulares

El transporte refrigerado es clave para mantener los estándares de calidad, seguridad y propiedades de los medicamentos durante su traslado. Por ello, es esencial contar con un socio logístico que colabore y ayude a los negocios farmacéuticos a cumplir con dichas normativas y, de esta forma, lograr una mejor calidad de vida para la sociedad, con medicinas que satisfagan las necesidades de las personas.




error: Content is protected !!