El equipo básico para un buen diagnóstico

184

El Consejo en Excelencia Técnica realizó el curso “Cálculo de Carga Térmica para Aire Acondicionado”, cuyo objetivo fue enseñar a los asistentes los conocimientos básicos para valorar las ganancias térmicas en cualquier construcción

Ámbar Herrera / Fotografías: Cero Grados Celsius

La capacitación constó de dos días y fue impartida por el ingeniero Adolfo Zamora Chávez, el cual proporcionó una sólida teoría y ejemplos sobre este tema vital para el ahorro energético.

El ingeniero Zamora señaló la importancia de saber hacer un cálculo de cargas correcto, pues de lo contrario, puede derivar en: “seleccionar equipos mucho más grandes de los que se necesitan, lo cual implica mayor consumo de energía, costo inicial y operación”.

El temario consistió en la revisión de los principios básicos, las formas de transferencias y transmisión de calor; la relación de presión, la temperatura, el volumen, el calor, la entalpía; la influencia del confort térmico en el ser humano, las ganancias de calor externa e interna y las condiciones de diseño en la República Mexicana.

Al inicio, el experto explicó conceptos básicos como termodinámica, calor; unidades como el BTU, calor específico y las escalas termométricas. El ingeniero Zamora definió la conducción como “la transferencia de calor a través de los sólidos debida al movimiento molecular”; misma que se determina por factores como el área o el espesor del material.

Otros conceptos vistos fueron la conductibilidad, que “corresponde a la cantidad de calor que fluye a través de una pieza de materia homogénea”; y la conductancia (C) que se utiliza para calcular la conducción en materiales no homogéneos como blocks de vidrio y ladrillo hueco.

Se revisó el “factor de película” (f), transferencia de calor de una superficie al aire o del aire a una superficie y la ecuación para su cálculo: q = Af (t2-t1). Así como la fórmula para el “coeficiente total de transferencia de calor”: q = AU (t2-t1).

Lo anterior, se traduce en el “flujo de calor por hora a través de un pie cuadrado cuando la diferencia de temperatura es un grado entre el aire de los dos lados de una pared o techo”.

El instructor detalló, además, que existen distintas superficies de temperaturas, al igual que temperaturas exteriores e interiores; por ello, se debe “encontrar una fórmula para calcular las ganancias de calor en materiales homogéneos y no homogéneos, lo mismo para paredes que para techos”.

De igual modo, está la resistencia, la cual es el reciproco del coeficiente de transferencia de calor. Finalmente, el ingeniero Zamora habló sobre la radiación solar, la cual requiere primero ser absorbida por una sustancia para convertirse en calor.

Diversos elementos de la construcción como los vidrios de las paredes y ventanas dejan pasar grandes cantidades de energía radiante al interior que, cuando se convierte en calor sensible, representa una carga importante en los sistemas de aire acondicionado.

La cantidad de absorción de radiación depende tanto de la naturaleza de la fuente como de las propiedades de las superficies. Los colores negros y las texturas rigurosas son excelentes radiadores y absorbentes; al contrario de las extensiones lisas y brillantes.

También pueden influir otras cuestiones como la época del año, la orientación del edificio, el efecto invernadero y los aditamentos de sombreado usados para disminuir la carga solar sobre los vidrios.

Con estas acciones, el Consejo en Excelencia Técnica (CET) busca apoyar más a la formación de ingenieros y técnicos involucrados en la parte de aire acondicionado. “El 95 por ciento de los asistentes fueron ingenieros jóvenes que quieren escuchar de un ingeniero con experiencia detalles que no te enseñan en los libros”, expresó Karen Ocampo, gerente del CET.

Los asistentes se mostraron satisfechos con el curso: “El principal conocimiento que me llevo es identificar los sistemas que existen, conocer los fundamentos básicos, eso me va ayudar mucho a interpretar el software”, dijo Mauricio Lozano, modelador de instalaciones de aire acondicionado.

De igual modo, Heriberto Díaz especialista en aire acondicionado de extracción y ventilación dijo que la enseñanza más importante para él fue “la experiencia del maestro y los criterios que toma para realizar los cálculos”; en un futuro, agregó, le gustaría que se realice un curso sobre cálculos de ductos de aire acondicionado.

Ante el interés de varios de los asistentes por la exposición de casos prácticos para resolver, el CET y el ingeniero Zamora programaron un webinar gratuito con el fin de explicar varios ejemplos que funcionen como guía y metodología frente al cálculo de cargas en la vida real.

Sin embargo, como se explicó durante el curso, los problemas de aire acondicionado verdaderos nunca son iguales, y para su resolución requieren de la decisión oportuna de cada técnico o ingeniero en cuestión.

El Consejo tiene planeado seguir abarcando temas de eficiencia energética, selección de equipos, software, áreas de calidad de la energía, ventas y refrigeración para seguir fomentando la capacitación e intercambio de opiniones entre los miembros del sector.

El CET lleva varios años enriqueciendo mediante diversos esfuerzos el área de la refrigeración, por lo que ahora se propone hacer lo mismo con el aire acondicionado. Esto, sin duda, será clave para aumentar la calidad de las instalaciones e impulsar el desarrollo de esta prometedora industria.




error: Content is protected !!