Calidad en conjunto: el secreto del triunfo

1086

La enorme competencia que existe en el sector del aire acondicionado y la refrigeración ha hecho necesario poner en alto las buenas prácticas de los técnicos. Esto con el fin de enriquecer la experiencia de las empresas instaladoras

Susana Rodríguez

Hoy en día, nos encontramos en un sector en el que han irrumpido grandes multinacionales de fabricantes que, recientemente, cuando prescriben su producto a los clientes ofrecen un servicio llave en mano, es decir, entregado listo para que el cliente lo aproveche. Esto induce a que los técnicos sean utilizados sólo como mano de obra, lo cual provoca que la empresa instaladora pierda importancia dentro de los agentes que intervienen en el sector.

Por este motivo es de gran relevancia que los instaladores recuperen el lugar adecuado en la industria HVACR, valorando el impacto que las buenas prácticas tienen en el cliente.

El servicio que una compañía dedicada a la instalación brinda a sus clientes, con experiencia, solvencia técnica, altos estándares de servicio y calidad, se diferencia del proporcionado por aquellas que ofrecen servicio llave en mano en cuanto a su adaptación constante a las necesidades de cada persona. Asimismo, este compromiso se destaca por la máxima imparcialidad y objetividad con que optan por una tecnología o marca determinada. Esto permite que los técnicos ofrezcan mayores garantías de servicio durante la instalación, puesta en marcha y, sobre todo, de mantenimiento.

En un contexto de tanta competencia y de decisiones cortoplacistas, el cliente final no siempre valora el impacto que un instalador mantenedor cualificado y con experiencia tiene en la optimización energética de los equipos, ni en la vida útil de los mismos.

La sociedad Asofrío es un ejemplo del trabajo que se ha hecho en España para alcanzar el objetivo de hacer llegar este mensaje al mercado, de manera más efectiva de lo que una empresa mediana podría hacerlo por sí misma. Esta asociación reúne a 29 empresas instaladoras que representan un porcentaje importante del sector en el territorio de ese país.

Esta empresa nació en 2002 como central de compras y con la misión de aprovechar las sinergias entre los socios para hacerlos más competitivos. Actualmente ha evolucionado ofreciendo a sus socios de refrigeración, climatización y calefacción un valor añadido que los distingue del resto del mercado. Esto se debe a que incorporan, entre otras medidas, a un técnico especialista en las últimas tecnologías de la industria HVACR.

Asimismo, contribuye a incrementar la competitividad en grupo, compartir el conocimiento formando e informando a los miembros para que estén a la vanguardia de la tecnología y de la normativa, defender sus intereses y valorar al instalador en distintos foros técnicos a nivel nacional e internacional.

Otra técnica para acrecentar las buenas prácticas es hacer estudios muy útiles de tendencia del mercado de la instalación, a partir de la información que surge de las compras. Esto es muy importante, pues perfecciona el trabajo con las cadenas de distribución alimentaria y la ejecución de operaciones de climatización y calefacción.

Para resaltar y potenciar las buenas prácticas, profesionalidad, rigor técnico de los socios de manera influyente en el mercado y defender sus intereses, Asofrío tiene un plan estratégico claramente definido que consiste en presentarse en todos los foros técnicos más importantes de la industria. En el último congreso de Tecnofrío, muy relevante en España, Asofrío tuvo una ponencia en la que sus mensajes fundamentales fueron:

  • El ahorro energético en una instalación no depende de sus componentes individuales, sino que se consigue al gestionar la instalación como un conjunto, por parte del instalador frigorista y a lo largo de toda su vida útil
  • Para obtener la máxima eficiencia, resulta fundamental contar con técnicos cualificados que posean altos estándares de servicio y calidad

En este marco, en el que estuvieron presentes fabricantes de equipos, instaladores y clientes, se compartieron inquietudes que preocupan a las empresas y los profesionales del sector del frío, como el reto que supone la adaptación a los cambios legislativos que se están produciendo, en el menor tiempo y con la mayor eficiencia posible. También se abordaron otros temas de rigurosa vigencia como los refrigerantes y sus sustitutos; el modo en que éstos últimos afectan al rendimiento y el mantenimiento de los equipos HVACR; y la transformación digital en el servicio de mantenimiento.

Este tipo de acciones e iniciativas son muy necesarias para que el instalador tenga “su sitio” en este mercado tan competitivo, a través de la valoración de las buenas prácticas. En esa línea debemos continuar trabajando unidos para ser más fuertes.

A nivel general, el futuro de las empresas que ofrecen servicios de instalación y mantenimiento pasa por un proceso de profesionalización de las mismas, en todos los escenarios empresariales, así como por un cambio en la mentalidad de sus gerentes, con independencia de las medidas. Para contender en una industria tan exigente y con grandes multinacionales compitiendo entre sí, es necesario que dichos actores, que tradicionalmente fueron operarios en otras compañías, tengan o adquieran una formación gerencial en todas las áreas relacionadas con la gestión de una empresa (administrativas, financieras, gestión de equipos, digitalización, etcétera). De esta manera, lograrán que todos sus procesos se optimicen y evolucionen con el mercado. La realidad es que lo anterior está sucediendo poco a poco, ya que al ser también un negocio que se transmite de generación en generación, los nuevos líderes que se encuentran al frente de estas empresas van teniendo perfiles más preparados a nivel de dirección empresarial.

 

Susana Rodríguez. Directora general de FRIEX, empresa instaladora frigorista española, fundada en 1990 que ofrece servicios de mantenimiento correctivo y preventivo a cadenas de distribución de alimentación. Presidenta grupo de compras Asofrio 2002 S.L., y Vicepresidenta de AEFYT (Asociación española de empresas del frio y sus tecnologías).