Recuperar, reciclar y regenerar refrigerantes

4744

A través de la recuperación y reciclaje de refrigerantes se hace viable su reutilización económica, lo que conlleva a la optimización de recursos y a un mejor cuidado ambiental.

Por Gildardo Yañez.

Cuando un refrigerante recuperado de equipos de refrigeración y aire acondicionado se encuentra contaminado o mezclado con otros refrigerantes, no es factible su reciclaje o regeneración y, por lo tanto, no se podrá volver a utilizar. La mejor opción para un refrigerante contaminado o mezclado es enviarlo a un proceso para su disposición final y destrucción.

Actualmente existen muchas tecnologías para la destrucción de refrigerantes CFCs y HCFCs, que fueron evaluadas y aprobadas por el Panel de Evaluación Técnica y Económica (TEAP, por sus siglas en inglés) del Protocolo de Montreal.

Tecnologías evaluadas y aprobadas por el TEAP para destrucción de CFCs y HCFCs
TECNOLOGÍA DE DESTRUCCIÓN DE REFRIGERANTES CFCS Y HCFCS DICTAMEN DE LA EVALUACIÓN DEL TEAP
Eficacia de Destrucción y Eliminación (EDE)** 99.99%
Hornos de cemento Aprobada
Incineración por inyección líquida Aprobada
Oxidación de gases/humos Aprobada
Craqueo en reactor Aprobada
Incineración en horno rotatorio Aprobada
Arco de plasma de argón Aprobada
Plasma de radiofrecuencia inductivamente acoplado Aprobada
Plasma de microondas Aprobada
Arco de plasma de nitrógeno Aprobada
Deshalogenación catalítica en fase gaseosa Aprobada
Reactor de vapor supercalentado Aprobada

En algunos casos, el refrigerante recuperado de equipos de refrigeración o aire acondicionado puede estar en buenas condiciones y no necesita ser reciclado o regenerado. En estos casos se recupera y se realiza la reparación del equipo y se vuelve a recargar el mismo refrigerante recuperado.

Cuando la operación deficiente de un sistema de refrigeración indica que el refrigerante puede tener un mal desempeño, éste debe ser procesado para retirar contaminantes. Este proceso se puede hacer con una recuperadora-recicladora.

Las Siguientes Definiciones Aparecen en la Guía 3-1990 de ASHRAE

Recuperar. Significa remover el refrigerante en cualquier condición de un sistema y almacenarlo en un contenedor externo, sin analizarlo ni procesarlo.

Reciclar. Limpiar el refrigerante para volverlo a utilizar, retirándole el aceite o haciéndolo pasar por múltiples dispositivos, tales como filtros deshidratadores, que reducen la humedad, la acidez y la presencia de sólidos. El término reciclar, usualmente se aplica a los procedimientos que se pueden implementar en sitio o en el taller de servicio.

Regenerar (reclaim). Es el reproceso del refrigerante hasta que alcance las especificaciones de un fluido nuevo. Este proceso utiliza destilación. Se requiere de un análisis químico del refrigerante para determinar que alcanzó las especificaciones. El término regenerar o reclaim implica el uso de procesos y procedimientos que solamente se pueden ejecutar en un equipo reprocesador o en la planta del fabricante.

Métodos para Recuperar Refrigerantes
Recuperar el refrigerante es el primer paso para reparar o darle servicio a un equipo de refrigeración. Este proceso significa transferir el fluido desde el sistema de refrigeración, hasta un cilindro para recuperar refrigerante. Si el refrigerante recuperado no está contaminado (a pesar de la quemadura de un compresor hermético o semihermético, u otra causa), se puede cargar nuevamente al sistema, después de que se haya terminado la reparación del mismo. Si el refrigerante recuperado presenta impurezas, antes de recargarlo al sistema debe pasar por un proceso de reciclado en sitio.

Existen cuatro formas de recuperar el refrigerante:

1. Recuperar refrigerante en fase líquida
2. Recuperar refrigerante en fase gaseosa
3. Recuperar líquido y vapor, sin separar el aceite del refrigerante
(éste se va al cilindro recuperador tal cual se saca del sistema)
4. Recuperar líquido y vapor, separando el aceite del refrigerante

Procedimientos para Recuperar
Los cilindros recuperadores para refrigerante deben estar completamente vacíos antes de proceder a cargarlos con refrigerante. Esto evita que el refrigerante recuperado se contamine con aire, humedad o remanentes del refrigerante que estuvo contenido anteriormente, para ello, se debe hacer un vacío al tanque recuperador de al menos 1 000 micrones.

Para poder acelerar la recuperación, se debe mantener frío el tanque recuperador durante todo el proceso. Esto se puede lograr colocándolo en una cubeta con hielo. Mientras más frío esté el tanque, la presión del refrigerante disminuye, pero si el equipo de donde se está recuperando se encuentra a una temperatura ambiente, entonces el proceso es más lento.

Antes de comenzar la recuperación debe revisarse la posición de todas las válvulas y, si aplica, constatar el nivel del aceite del compresor de la recuperadora. Es aconsejable recuperar el refrigerante líquido en un tanque recibidor.

1.  Diagrama para recuperar refrigerante con compresor sin operar

Debe recuperarse el líquido primero y después el vapor. Recuperar el refrigerante en fase gaseosa deja aceite en el sistema, minimizando la pérdida del mismo. Si el compresor del sistema no funciona, hay que entibiar el cráter del compresor, esto ayuda a liberar el refrigerante atrapado en el aceite. (Imagen 1).

Se tienen que instalar dos válvulas removibles, una para alta presión y otra para baja. El refrigerante migra y se condensa en el tanque recuperador. Con este método se recupera 80% del refrigerante y es aprobado por la EPA.

Recuperar el refrigerante de ambos lados, alta y baja, para poder lograr un vacío completo. Si el compresor del sistema funciona, se debe encender y recuperar el refrigerante del lado de alta presión. (Imagen 2)

2.  Diagrama para recuperar refrigerante con compresor que si funciona

Se instala una válvula removible en el lado de alta presión. Se pone en marcha el compresor y se recupera el refrigerante. El tanque recuperador frío condensa el gas, que es recuperado en 90% por este método y es aprobado por la EPA.

Consideraciones a Tomarse en cuenta antes de Proceder a un Cambio de Refrigerante
1. No se recomienda el cambio de refrigerante en sistemas en donde los compresores hayan sido fabricados antes de 1973. Esto se debe a diferencias en los materiales usados para aislar el motor, cuya compatibilidad con los nuevos refrigerantes y lubricantes no ha sido evaluada.

2. En sistemas largos se recomienda no cambiar el aceite a las 24 horas, es mejor esperar cinco días, para impregnar todo el sistema.

3. Los refrigerantes con un potencial alto de agotamiento PAO de la capa de ozono, ya no estarán disponibles en el mercado, por lo que resulta necesario hacer la reconversión, para usar los que tengan un PAO bajo o nulo.

4. En sistemas con compresor hermético de R-12 sin refrigerante, precargado con aceite alkilbenceno, se tiene que hacer vacío y proceder a cargarlo con una mezcla.

5. En un caso como el anterior, pero con un compresor sin refrigerante, precargado con aceite mineral, debe retirarse el compresor, sacar el aceite, cargar con alkilbenceno y seguir el proceso de acuerdo con el procedimiento descrito en el manual “Buenas prácticas en sistemas de refrigeración y aire acondicionado”.

—————————————————————————————————————————————————

Fuente: Manual de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), escrito por el ingeniero Gildardo Yañez.




error: Content is protected !!